Consulta Familiar

Hospital Axxis: Consultorio 101, Primer Piso, Torre 2. Av. 10 de Agosto N39-155 y Diguja. Quito, Ecuador. Teléfono (02) 39 80 100 ext. 1010.

Clínica la Primavera: Av. Miguel Angel 234 y de las Avellanas, La Primavera II. Cumbayá, Ecuador. Teléfonos (02) 289 30 40 / (02) 204 22 82.
Fuera de horario de oficina: Johan Herteleer en el teléfono 0993562490 o escribiendo a jherteleer(at)gmail.com

Los anticonceptivos orales

¿Cómo actúan?

Los anticonceptivos orales (ACO) contienen una combinación de dos hormonas femeninas, que juntas previenen el embarazo de varias formas:

  • Hacen que no se produzca la maduración de un óvulo en los ovarios, como suele suceder cada mes en uno de los ovarios. Es decir impiden que se produzca la ovulación
  • El moco del cuello uterino se vuelve espeso y ya no deja pasar los espermatozoides.
  • Si haya fallado lo anterior, el útero no deja anidar el óculo fecundado.
  • También se utilizan en otras condiciones, por ejemplo para disminuir el dolor menstrual o el sangrado menstrual,  que puede causar anemia.

Cómo tomar los anticonceptivos orales de manera correcta.

La primera pastilla de cada caja, la empiezas a tomar el primer día de la menstruación. Después sigues tomando una tableta al día, en el mismo momento, por ejemplo cada mañana o cada noche. Es aceptable una variación de una o dos horas de un día al otro; para evitar que se olvide, es bueno hacerse una costumbre de tomar la pastilla junta con otra actividad cotidiana, como por ejemplo cuando te vas a acostar, o junto con el cepillado de dientes en la mañana.

Después de tomar las pastillas durante 21 días, se interrumpe la ingesta durante 7 días. En algunas marcas, las pastillas con las hormonas tienen un color (generalmente blancas) y las pastillas para los 7 días restantes tienen otro color (generalmente rojas o rosadas); estas últimas no tienen hormonas y pueden tener hierro.

Existen algunas marcas que tienen anotadas los días de la semana al revés de la lámina (ej. Microgynon CD), lo más fácil es ignorar las instrucciones y empezar la ingesta el primer día de la menstruación. La alternativa es seguir las instrucciones del fabricante, y utilizar un método anticonceptivo adicional, por ejemplo el preservativo, durante el primer mes de ingesta. Efectivamente, como en este caso no se empieza a tomarlas a partir del primer día del ciclo, no está garantizada su efectividad de inmediato, sino a partir del segundo mes de ingesta.

¿Qué pasa con la menstruación?

Cuando empiezas a tomar las pastillas por primera vez, será el primer día de la menstruación. Después la menstruación se dará el segundo, tercer o cuarto día de la semana que no tomas las pastillas o cuando tomas las tabletas sin hormonas. Muchas veces, el dolor menstrual será menor, y la cantidad de sangre también. Este efecto es particularmente útil en mujeres con la menstruación excesivamente dolorosa (dismenorrea) o en mujeres que sufren de anemia por exceso de sangrado.

Es posible, pero de forma ocasional, que no se produce la menstruación. Si esto se da una vez, no debe ser motivo de preocupación, siempre que hayas tomado la pastilla cada día en la forma debida; pero si se repite, es mejor consultar con tu médico.

¿Cuál es la confiabilidad o efectividad de las pastillas anticonceptivas?

Tomadas de la forma descrita aquí, las pastillas anticonceptivas orales son sumamente confiables, cerca al 100%. Si te olvidas de tomar una pastilla, deberías tomarla de forma inmediata cuando te percatas, y seguir tomando el resto de las pastillas como de costumbre. Por ejemplo, si te olvidaste de tomar la pastilla el día lunes en la noche, y te das cuenta el día martes en la mañana, tomas la pastilla olvidada de forma inmediata, y debes tomar la pastilla del día martes en su horario habitual, en la noche. Si te das cuenta el martes en la noche, te toca tomar dos tabletas juntas. Si eso pasa una vez en un ciclo, sigue garantizada la efectividad del método.

Si te olvidaste de tomar la pastilla dos veces (en días seguidos o no), lo que debes hacer depende del momento del ciclo. Si ocurrió en los siete primeros días del ciclo, y has tenido relaciones sexuales en los últimos cinco días, deberías utilizar la pastilla del día siguiente (xxx), la que requiere de una receta médica; además tomar la última pastilla que te olvidaste junto con la pastilla del mismo día, es decir tomas dos pastillas juntas.  Después sigues tomando el resto de las pastillas de forma habitual. En los siete días siguientes, se debería utilizar un condón durante las relaciones sexuales, sino hay riesgo de embarazo. En caso de no haber tenido relaciones sexuales en los últimos cinco días, no es necesario tomar la pastilla del día después, solamente tomar las dos tabletas juntas, seguir con las pastillas de forma habitual en los días siguientes y utilizar un preservativo en las relaciones sexuales durante siete días.

Si te olvidaste en los días 8 a 14 del ciclo, deberías tomar la última pastilla olvidada junto con la pastilla del día mismo, es decir tomar dos tabletas juntas, y seguir el resto de las pastillas de la forma habitual. No son  necesarias medidas adicionales (preservativo u otro).

Si ocurrió a partir del día 15 del ciclo, debes dejar de tomar las pastillas durante 7 días, y empezar con una nueva serie de pastillas después de este lapso.
Quizás la explicación anterior te deja con dudas, en este caso, te recomendamos contactar tu médico, quien además te puede ofrecer otras alternativas.

Enfermedades leves como una gripe, un resfrío no afectarán la confiabilidad de las pastillas anticonceptivas orales. Tampoco lo harán la mayoría de otros medicamentos, aunque es mejor consultar a tu médico en caso de que tomes medicamentos para tuberculosis o epilepsia.

 

 

Qué hacer si olvidaste tomar tus anticonceptivos orales.

Efectos secundarios de los anticonceptivos orales.

-          Síntomas de adaptación.  Tal como el nombre ya lo dice, son síntomas que aparecen durante el periodo de adaptación y que generalmente no duran más de algunos meses. Los más frecuente son: dolor en los senos, dolor de cabeza, nausea, nerviosismo. A veces se da un leve sangrado rojo-marrón que puede darse por unos días, en un momento que  no se espera. Esta sangrado, llamado ‘spotting’ en inglés, puede darse en los primeros ciclos para desaparecer de forma espontanea después.

-          Un aumento de peso es posible, pero no debería ser de más de uno a dos kilos. Piense siempre en lo que come, y en su actividad física, antes de atribuir un aumento de peso a la ingesta de un anticonceptivo. ¡Cuide lo que come primero!

-          Algunas personas piensan que los ACOs  pueden influir en la fertilidad, es decir que sería más difícil tener hijos después. Nada de ello es cierto, y al mes de dejar de tomar un ACO, puedes quedarte embarazada.

-          Lo mismo es cierto para el riesgo de cáncer, que globalmente se queda sin variación, aunque algunos ACO podrían aumentar levemente el riesgo de ciertos tipos de cáncer, al mismo tiempo que disminuyen el riesgo de otros tipos.

-          Interrumpir la ingesta de ACO cada cierto tiempo no tiene sentido: ¡será justo este mes que te quedarás embarazada! Solamente si deseas el embarazo, que cambiaste a otro método anticonceptivo seguro, o que no tienes relaciones sexuales en absoluto, se justifica dejarlas.

-          La ingesta prolongada de ACO podría aumentar levemente el riesgo de enfermedades cardio-vasculares. Este riesgo es real sobre todo en mujeres con la presión alta, obesidad, antecedentes de flebitis y embolia pulmonar en la familia y sobre todo con el cigarrillo. Si estás en una de estas categorías, consulte tu médico, pero la combinación de fumar y tomar un ACO definitivamente no es una buena idea, y en caso de antecedentes de flebitis o coágulos sanguíneos en la familia, mejor es optar por otro método anticonceptivo.

Controles ginecológicos: ¿cada qué tiempo?

En una primera consulta, se prescribirá el anticonceptivo, con un control de rutina del peso, presión arterial y se harán preguntas sobre posibles contraindicaciones. El control ginecológico puede darse en esta o en la siguiente consulta a los tres meses, junto con un Papanicolao. A partir de este momento, los controles se realizarán una vez al año, a menos de que haya una razón específica para adelantarlo.

El uso de un anticonceptivo oral es una opción segura, cuyas ventajas y desventajas hay que ponderarlas con las de otros métodos como las inyecciones, el implante en el brazo, la T de cobre y métodos definitivos como la ligadura y la vasectomía.

 


Nota aclaratoria: Esta  información sirve de apoyo a la consulta con su médico de familia. El médico entrega esta información a los pacientes que utilizan anticonceptivos orales, sin que la misma pueda  sustituir a la consulta.  Al leer la información, es posible que su situación de salud sea diferente a la descrita en este texto.

Adaptado de información para pacientes de un grupo de médicos familiares en Bélgica ‘Huisartsenpraktijk De Brug, Blankenbergsesteenweg 185, St-Pieters- Brugge’.

 

Consulta Familiar - Derechos Reservados ®